Florencia Alazard, que realizó este año el relevamiento de Dimensiones Sociales en Pigué, resaltó la diversidad de instituciones que fomentan el deporte, así como el gran abanico de especialidades médicas existentes en la ciudad. 

Pigué es una localidad de 18.000 habitantes ubicada al oeste de la provincia de Buenos Aires. En este lugar, la cooperativa de servicios públicos realiza por segundo año consecutivo el Relevamiento Social Comunitario junto a la Fundación COLSECOR.

Este año, se profundizó el estudio en áreas vinculadas a la salud, cultura, educación y deporte (Relevamiento de Dimensiones Sociales). Este complementa al trabajo del Relevamiento Económico realizado en el 2019.

Florencia Alazard , que realizó el trabajo de campo en esa ciudad, compartió su experiencia “el relevamiento me resultó muy interesante, fue un gran desafío que pude ir resolviendo de manera lenta pero precisa. Hubo varios obstáculos, muchos más de los que se presentaron el año pasado cuando la búsqueda de información se realizó de manera presencial, pero el resultado superó ampliamente mis expectativas”.

Si bien la docente vive en la localidad, indicó que le sorprendió la gran diversidad en las áreas de salud y deporte. “Hay muchas instituciones y lugares que fomentan el deporte, muy concurridas y que ocupan un lugar muy importante en el día a día local. También el gran abanico de especialidades médicas y el hospital de alta complejidad con el que contamos. Eso llamó mucho mi atención”.

Este año, el relevamiento estuvo atravesado por la llegada del Covid19 a nuestro país. Sobre esto, Alazard detalló que “Trabajar en pandemia fue un gran desafío, en el momento que comenzamos el trabajo de campo, en Pigué se habían reducido mucho los horarios, de todos los lugares y muchos estaban cerrados. Me manejé de manera telefónica, por mail, una tarea ardua porque ni yo ni las instituciones estábamos acostumbrados a esa forma, así que fue un trabajo complejo pero por suerte se llegó a un resultado final muy bueno y completo”.