Durante tres meses se recabó información en las localidades donde se implementa el proyecto. Ahora comienza la etapa de procesamiento de los datos y generación de informes.

Desde el primero de junio y hasta el 31 de agosto los referentes locales realizaron el trabajo de campo en cada uno de los 53 lugares que participan del Relevamiento Social Comunitario.

Con un gran compromiso, tanto quienes realizaron el Relevamiento Económico como aquellos que este año profundizaron las dimensiones sociales (salud, educación, cultura y deportes), buscaron los datos que integrarán cada uno de los informes finales. Estos permitirán a cada localidad contar con información actualizada, con el objetivo de que sea la base de proyectos e iniciativas que colaboren con el desarrollo local.

 

Estamos muy satisfechos, fue una experiencia muy buena. Hubo tres operativos de campo en simultáneo durante 3 meses:  el Relevamiento Económico, el de Dimensiones Sociales y el Reporte Mensual de Precios. Fue un trabajo que se realizó totalmente a distancia y en pandemia, por lo que el pronóstico incluía muchas complicaciones, pero se pudo efectuar. Teniendo en cuenta las circunstancias de este año, hemos contemplado la extensión de la entrega de algunos casos particulares ”, aseguró la socióloga Natalia Calcagno, coordinadora del proyecto.

“El trabajo de campo tiene una faceta artesanal, porque no fue realizado por un instituto de estadísticas y en general es una sola persona la encargada de relevar los datos en cada localidad. Asimismo, vale la pena resaltar que se ha creado una red de trabajo en el territorio que nos está permitiendo profundizar en diversas realidades”, agregó.

2020: un año atípico

Tanto la etapa de capacitaciones que tuvo lugar en mayo, como el trabajo de campo, se efectuaron en una situación sumamente singular para nuestro país. Durante ese tiempo, se observaron diferentes fases del aislamiento social preventivo y obligatorio según la localidad. Por esto, se utilizaron diferentes estrategias para dar con la información, que se obtuvo en gran medida de manera telefónica o por correo electrónico.

Finalizó agosto y con él la etapa del trabajo de campo. Ahora comienza el período donde se procesan los datos y se generan los informes que estarán listos los últimos meses de este año