Martín Alegre comparte su experiencia al recabar los datos en Villa de Soto, Tuclame, Paso Viejo y Bañado de Soto. Realizó la tarea junto a María Inés González y Jonatan Salas, compañeros de trabajo en la cooperativa de servicios públicos.

Villa de Soto es una localidad de alrededor de 12.000 habitantes ubicada al noroeste de la provincia de Córdoba. En este lugar, la cooperativa realiza este año el Relevamiento Social Comunitario junto a la Fundación COLSECOR.

Puede interesarte    ¿Qué es el Relevamiento Social Comunitario? 

Entre junio y agosto, María Inés González, Jonatan Salas y Martín Alegre, llevaron adelante el trabajo de campo en Villa de Soto, Bañado de Soto, Tuclame y Paso Viejo, localidades donde la cooperativa presta sus servicios. “La experiencia fue muy buena. En los diferentes lugares tanto los productores, los comerciantes o quienes brindaban servicios nos recibieron muy bien”, indicó Martín Alegre, que trabaja junto a sus compañeros en la cooperativa local. 

Con respecto a la forma en la que realizaron la tarea, indicó que “Fue muy importante el trabajo en equipo, sobre todo a la hora de poder cumplir con los tiempos. Para la recolección de datos nos dividimos las planillas de las cuatro localidades y como no coincidimos por nuestros horarios laborales, pocas veces pudimos reunirnos para cargar la información. Asimismo, realizamos la tarea sin complicaciones”. 

ResCom2020: Mapa interactivo de las 53 localidades que participan del proyecto

Mientras esperan los informes finales que contendrán los datos recabados y que estarán listos los últimos meses del año, Alegre repasó algunos aspectos que le llamaron la atención. “En Villa de Soto se destaca el sector apícola, con 35 productores con 4000 colmenas en total. Con respecto a Tuclame, Paso Viejo y Bañado de Soto son lugares pequeños que cuentan con poca oferta comercial y pensábamos que no era así. Sus habitantes tienen que trasladarse para conseguir algunas cosas que en el pueblo no están”.

Finalizó refiriéndose al trabajo de campo en pandemia, que pudieron realizar sin mayores inconvenientes “Relevar en pandemia fue una experiencia nueva, buena, un aprendizaje para todos. No nos significó grandes inconvenientes”.