Quienes realizan el trabajo de campo generan diversas estrategias para dar con la información. Comunicaciones telefónicas, consultas vía whatsapp y correo electrónico se constituyeron en medios imprescindibles. 

En un año sumamente atípico, la Fundación Colsecor decidió continuar con el proyecto del Relevamiento Social Comunitario iniciado en el 2019 y apostó a poner en marcha el trabajo de campo. Este se planteó tomando todos los recaudos necesarios y respetando cada unas de las fases de administración del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio establecido frente al Covid19. 

Debido a esto hubo que adaptar cada uno de los pasos previstos en el proyecto. Como primera medida, durante el mes de mayo se organizaron encuentros virtuales de capacitación de la mano de la socióloga Natalia Calcagno, coordinadora del proyecto. En ellos, puso en común los detalles de la metodología a utilizar y compartió estrategias para avanzar con el trabajo de campo en pandemia.

 

Actualmente, a lo largo de las 53 localidades donde se realiza el Relevamiento  hay diferentes fases de la cuarentena. Mientras algunas se encuentran en fase 1, como es el caso de Pampayasta Sud (Córdoba), otras como Tornquist (Buenos Aires) están en fase 5, lo que les ofrece mayores posibilidades de circulación. 

Melanie Gómez y Ana Baldi- Tornquist (BsAs)

Si bien hay más flexibilidad que en otros lugares, estamos avanzando principalmente vía correo electrónico y también hemos tenido reuniones presenciales. Algunas instituciones nos ofrecieron realizar las entrevistas por la plataforma zoom”, detallaron Melanie Gómez y Ana Baldi, que se ocupan del trabajo de campo en Tornquist, localidad ubicada al sudoeste de Buenos Aires

Diferente es el caso de Diego Giraudo, que releva las localidades cordobesas de Hernando, Las Isletillas, Punta del Agua y Pampayasta Sud. Esta última volvió a fase 1 el 16 de julio. “Tenía previsto acercarme a la Municipalidad esta semana, pero frente a esta situación tendré que esperar al menos 15 días”, explicó el referente local. 

El trabajo no es poco. Las cooperativas que este año lo realizan por primera vez se encuentran avanzando sobre 8 formularios que abordan información local sobre la agricultura, ganadería, comercio, industria, producción artesanal y cooperativas, así como lo relacionado con luz, gas y agua. Aquellas entidades que ya participaron el año anterior, profundizan el estudio de su localidad a través del Relevamiento de Dimensiones Sociales, que aborda lo relacionado a cultura, educación, salud y deportes. 

Claudia Bazán- Las Higueras (Cba)

Dentro de este último grupo se encuentra Claudia Bazán, referente de la localidad cordobesa de Las Higueras que compara la investigación con la del 2019. “ Es muy diferente a la experiencia del año pasado, porque varias personas no están concurriendo a sus lugares de trabajo. Estoy realizando el trabajo de campo prácticamente desde mi domicilio, hasta el momento con buena respuesta”. 

Para recabar la información, los referentes locales se contactan con diferentes instituciones u organismos, donde es fundamental dar con la persona indicada para obtener los datos. “Una vez que avancé sobre ese paso, he trabajado la mayor parte a través de correo electrónico y whatsapp”, explicó Gisela Bruno, referente de la localidad de Arroyito (Córdoba).

En el mismo sentido se pronunció Claudia Acosta de Del Viso, (Buenos Aires): “La pandemia nos impide tener contacto directo con las personas, pero en mi caso no es un obstáculo ”. 

El Relevamiento Social Comunitario se realiza en localidades de 8 provincias: Río Negro, Jujuy, Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, Misiones, La Pampa y Formosa. Está previsto que el trabajo de campo finalice a fines de agosto.