Daniela Castellano, compartió su experiencia al realizar el trabajo de campo en la localidad santafesina y resaltó la envergadura del sector cooperativo en este pueblo de alrededor de 9.000 habitantes. 

San Guillermo es una localidad ubicada al noreste de Santa Fe. En este lugar, la cooperativa de servicios públicos lleva adelante el Relevamiento Social comunitario junto a la Fundación COLSECOR

Daniela Castellano es periodista, trabaja en el canal local y fue la persona designada para realizar por tres meses el trabajo de campo en esta localidad, tarea que finalizó hace poco más de una semana. “Estuve recorriendo la localidad para realizar este trabajo, visité los comercios y me contacté con varias instituciones como la Municipalidad o el Centro comercial. La gente de San Guillermo es muy respetuosa, en general me proporcionaron los datos rápidamente, realmente muy buena la respuesta. Fue un trabajo arduo. También me ayudó mucho un libro sobre la historia de la localidad que cuenta con datos actualizados”, indicó Castellanos. 

Hace dos años que esta comunicadora vive en San Guillermo y al indagar sobre el lugar, hubo datos que le llamaron la atención. “Si algo resalto es la gran presencia cooperativa. Me parece muy interesante la manera en que se trabaja de forma asociativa en la localidad. Son 6 entidades en un pueblo de alrededor de 9.000 habitantes”.

* ResCom2020: Mapa interactivo de las 53 localidades que participan del proyecto

San Guillermo fue declarada ciudad hace cinco años y sus principales actividades económicas están relacionadas a la agricultura y ganadería. Es también una zona tambera. “A nivel comercial tenemos tres supermercados y varios negocios pequeños. No tenemos gas natural, por lo que no hay mayor desarrollo industrial”.

Con respecto al Relevamiento Social Comunitario, sostuvo que “al finalizar el trabajo uno queda sorprendido por la cantidad de información. Esperamos ahora los informes finales que estarán a fin de año”. 

Finalizó refiriéndose a la experiencia del trabajo en pandemia “para mí no fue un problema, ya que desde el principio pude circular por mi profesión. Yo hago periodismo, soy una trabajadora esencial. Asimismo, en San Guilllermo no tuvimos ningún caso hasta el momento”.